Revista Humanum | Contacto
http://www.latinamerica.undp.org/content/rblac/es/home/
septiembre 14, 2009 / Parte del Boletín Nº 60 0

PNUD propone programa de pobreza urbana

Liderado por el equipo de Desarrollo Humano, el PNUD identificó 548 sentamientos urbanos que requieren inmediata atención. El Programa tiene como objetivo mejorar la calidad de vida de las familias urbanas que viven en extrema pobreza y facilitar su inclusión social a través de una mejor provisión de servicios básicos, dotación de infraestructura comunitaria, el fortalecimiento del tejido social de las comunidades y la ampliación de capacidades y oportunidades de inserción laboral.

Este documento tiene como objetivo mejorar la calidad de vida de las familias urbanas que viven en extrema pobreza y facilitar su inclusión social a través de una mejor provisión de servicios básicos, dotación de infraestructura comunitaria, el fortalecimiento del tejido social de las comunidades y la ampliación de capacidades y oportunidades de inserción laboral.

El Programa, elaborado conjuntamente por el PNUD y un grupo de profesionales y líderes sociales aglutinados en un Consejo Asesor, propone que se atiendan las mayores concentraciones de personas que habitan en las ciudades en viviendas hechas con materiales de mala calidad, con insuficiente acceso a servicios básicos, con dificultades para estudiar o encontrar un buen trabajo: los asentamientos urbanos precarios (AUP). Los hogares en estos asentamientos tienden a mostrar condiciones de precariedad y vulnerabilidad más marcadas que las de un hogar urbano promedio en El Salvador. Esto se advierte, por ejemplo, al examinar los porcentajes de hogares que cuentan con conexión domiciliar a agua potable, aguas grises a alcantarillado, inodoro a alcantarillado y servicio municipal de recolección de basura. Asimismo, las condiciones de hacinamiento en los AUP superan el promedio urbano.

Algo similar ocurre con la propensión a padecer enfermedades, en particular infecciones en las vías respiratorias. A las carencias habitacionales y de salud se suma la probabilidad de que la crisis económica internacional profundice aun más la pobreza urbana. Esto se prevé por el descenso general en la recepción de remesas y por las crecientes pérdidas de empleos. Si bien ambos factores afectarían directamente a la población urbana, su impacto sobre las áreas rurales presionaría aun más las difíciles condiciones de los asentamientos urbanos precarios al incrementarse las migraciones del campo a la ciudad. Todo esto demanda intervenciones integrales y efectivas que involucren a diversas entidades del Estado.

Los principios en que se fundamenta el Programa son: focalizar las intervenciones y grupos meta, ser transparentes al seleccionar los asentamientos y la población beneficiaria, aprovechar sinergias con otros programas en marcha, adaptar las intervenciones a cada AUP, establecer corresponsabilidades para la población beneficiaria, y monitorear y evaluar los resultados.

Comentarios

Comments

Comentarios

Deja un comentario

Suscríbete a nuestro boletín

SUSCRÍBASE A NUESTRO BOLETIN

El análisis y las conclusiones expresadas en este sitio son responsabilidad exclusiva de sus autores y no reflejan necesariamente los puntos de vista del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, de su Junta Ejecutiva o de sus estados miembros.

Los comentarios publicados en Revista Humanum son responsabilidades de quienes los envían. Sin embargo, la Revista Humanum se reserva el derecho de no publicar comentarios que contengan: insultos, agresiones o difamaciones a personas o instituciones; promoción comercial de una empresa, producto o persona; virus, spam, encuestas, cadenas o similares; lenguaje obsceno, discriminatorio u ofensivo, y/o citas a materiales de terceros sin indicar la fuente.