Revista Humanum | Contacto
http://www.latinamerica.undp.org/content/rblac/es/home/
septiembre 6, 2005 / Parte del Boletín Nº 13 0
Luis Vargas Aybar, Coordinador del Informe sobre Desarrollo Humano – PNUD Perú

Desarrollo en Perú: un llamado colectivo para la acción

Alcanzar las metas que fijan los Objetivos de Desarrollo del Milenio es instalar una plataforma mínima de satisfacción de necesidades que permita un desarrollo humano sostenible en el mundo. Este esfuerzo no sólo se justifica por razones éticas sino también por razones económicas, en tanto se amplían los mercados con la incorporación de los pobres que hoy viven excluidos de todo beneficio, y sociales, al consolidar la seguridad humana y la mejor convivencia.

Cuando a principios de este siglo las representaciones de los 189 países se reunieron en sesión especial de la ONU para suscribir la Declaración del Milenio de las Naciones Unidas, lo hicieron en pleno conocimiento y compromiso de las más caras y ansiadas aspiraciones de la humanidad: erradicar la pobreza, promover la dignidad humana y la igualdad, y alcanzar la paz, la democracia y la sostenibilidad ambiental. De esta Declaración se derivaron ocho objetivos y dieciocho metas, conocidos como los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM).

Tal compromiso fue adoptado por países ricos, medios y pobres. Cada cual desde su perspectiva y particular situación debía poner en marcha las medidas necesarias para que en un período fijado en tres lustros, se hubieran alcanzado las metas verificadas por los 48 indicadores que los ODM establecen con fines de comparabilidad internacional. El Perú fue uno de los países signatarios del trascendental acuerdo.

Perú 2004: el camino hacia los Objetivos de Desarrollo del Milenio

El Perú es un país considerado de “ingreso medio”. La posición la logra a partir de estándares internacionales que toman como indicador principal el PBI per cápita. Esta ‘digna’ ubicación -que como todo promedio esconde flagrantes diferencias- a su vez le priva de una serie de beneficios de la cooperación internacional, en tanto se estima que ya no le es necesaria. Sin embargo, el Perú es un país heterogéneo, desarticulado y con grandes desigualdades, cuya historia de las últimas décadas nos muestra cómo la fragilidad de sus instituciones y la desconexión entre los principales sectores y regiones han impedido atender y superar los graves problemas económicos y sociales

Comentarios

Comments

Comentarios

Deja un comentario

Suscríbete a nuestro boletín

SUSCRÍBASE A NUESTRO BOLETIN

El análisis y las conclusiones expresadas en este sitio son responsabilidad exclusiva de sus autores y no reflejan necesariamente los puntos de vista del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, de su Junta Ejecutiva o de sus estados miembros.

Los comentarios publicados en Revista Humanum son responsabilidades de quienes los envían. Sin embargo, la Revista Humanum se reserva el derecho de no publicar comentarios que contengan: insultos, agresiones o difamaciones a personas o instituciones; promoción comercial de una empresa, producto o persona; virus, spam, encuestas, cadenas o similares; lenguaje obsceno, discriminatorio u ofensivo, y/o citas a materiales de terceros sin indicar la fuente.