Recursos naturales: es hora de rendir cuentas

Publicado el 17 de julio, 2012 | 2 comentarios | Archivado en : , , , ,

Foto: David Álvarez Veloso

Entre los elementos importantes del Documento Final de Río+20 publicado recientemente, está el enfoque en el estado de los recursos naturales del mundo y las implicaciones importantes para alcanzar la igualdad social y el desarrollo sostenible. El 2012 marca 50 años desde la aprobación de la Declaración de las Naciones Unidas acerca de la soberanía permanente sobre los recursos naturales (1962), y como se destacó en Río+20 y en otros foros mundiales, los recursos naturales están otra vez delineando la naturaleza del desarrollo alrededor del mundo.

El mundo está experimentando una convergencia de la demanda creciente por recursos naturales por parte de las economías emergentes, los precios históricos entre los grupos de materias primas, una tendencia a la baja en oferta de recursos y estabilidad ecológica, y el aumento de la desigualdad entre aquellos que desarrollan y se benefician de dichos recursos, y las comunidades que conviven con ellos.  Gran parte de los recursos del planeta están localizados en zonas rurales, donde más de dos tercios de los 1.4 mil millones de personas se encuentran actualmente viviendo en la pobreza extrema. En medio de los altos precios de las materias primas y las ganancias de las corporaciones, la brecha sigue creciendo entre los industrialistas urbanos y los especuladores del mercado por una parte, y entre las comunidades rurales que viven en un tesoro de recursos pero que están excluidos, la mayor parte de las veces, de la repartición de beneficios, mientras también sufren los impactos de la industria extractiva y el cambio ecológico.

Como resultado de estas tendencias, durante los últimos años se ha visto un aumento de los movimientos sociales reclamando una administración más transparente, responsable y participativa de los recursos naturales, y modelos nuevos de crecimiento que aborden las preocupaciones relativas a la justicia, la equidad y la sostenibilidad en el uso de los recursos. Una nueva área de interés basada en políticas de responsabilidad social está moviendo el péndulo considerablemente, oscilando hacia mecanismos basados en los derechos y dirigidos a la rendición de cuentas y planteando preguntas sobre la naturaleza de la riqueza y el poder en la sociedad. A medida que avanzamos en la agenda post Río+20, el progreso en estas cuatro áreas será, en mi opinión, fundamental:

Administración de los recursos naturales: Los países de todo el mundo están considerando el llamado por la responsabilidad social. Esto incluye nuevas medidas fiscales para tener en cuenta los ingresos en el sector extractivo; los marcos institucionales para garantizar el valor de los ecosistemas a largo plazo; y el aumento de  la equidad en el acceso y la participación en los beneficios para una reducción de la pobreza sostenida y, así, prevenir conflictos. Las reformas en la administración de los recursos energéticos, minerales, alimentos y agua, y la creciente implicación de la sociedad civil a través de reformas con enfoques basados en los derechos y más crecimiento inclusivo, son alentadoras y necesitan ser expandidas rápidamente.

Derechos indígenas: los regímenes de autonomía indígena están surgiendo en muchos países; marcos jurídicos especialmente diseñados para reconocer la historia única de los pueblos indígenas, los derechos consuetudinarios de propiedad, uso y acceso a los recursos, y la necesidad de consentimiento previo e informado. Algunas iniciativas locales están produciendo resultados tangibles para la equidad y la sostenibilidad. Más allá de la participación, los regímenes también lo hacen por el reconocimiento histórico de las injusticias hacia las comunidades indígenas, paradigmas indígenas sobre la naturaleza y la sociedad, y el derecho consuetudinario  relativo al acceso y uso de los recursos naturales.

Ciudadanía corporativa: muchas empresas multinacionales y locales están intentando incorporar un crecimiento “verde” e inclusivo en los sectores energéticos, alimentos, agua y minerales, y existe margen para incorporar tecnología limpia para un crecimiento menos  tóxico y explotador de los recursos. Las principales plataformas incluyen el Marco “Ruggie” de protección, respeto  y reparación  aprobado por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en 2011; los principios para la inversión responsable respaldada por la ONU para integrar los principios medioambientales, sociales y la gobernanza en las inversiones; y la Iniciativa para la Transparencia en la Industria Extractiva.

Cooperación Sur-Sur: un importante cambio entre la Cumbre Río92 a la llevada a cabo este año es el papel de las economías emergentes en términos de los nuevos desafíos y soluciones a los objetivos de sostenibilidad del mundo. En años recientes, hemos visto un aumento espectacular de las inversiones externas y de la asistencia oficial para el desarrollo por parte de las economías emergentes en países ricos en recursos pero menos desarrollados. Las economías emergentes están liderando entregan nuevas soluciones de tecnología limpia para superar la escasez de recursos y crear las bases para una futura economía verde. Las oportunidades Sur-Sur existen para integrar estas tendencias en inversiones en el exterior, con un papel importante para los socios multilaterales para el intercambio de conocimiento y buenas prácticas.

A medida que avanzamos más allá de Río+20, los nuevos marcos institucionales para la sostenibilidad necesitan plantear no solo un crecimiento más verde sino que también más inclusivo, justo y equitativo. Para alcanzar una economía verde no sólo se trata de poner atención en los mecanismos del mercado y en la transferencia tecnológica, sino que también son cruciales los temas de gobernanza, justicia y rendición de cuentas.

También Te Puede Interesar

Comentarios

Comentarios

2 Respuestas a “Recursos naturales: es hora de rendir cuentas”

  1. Normita Canton dice:

    de gota en gota al final….todo rebalsa…!

  2. Excelente entrada!! Muy informativa, la compartire!!

    Éxitos con el blog!

    Saludos!

    Patricia.

Deja un comentario

El análisis y las conclusiones expresadas en este sitio son responsabilidad exclusiva de sus autores y no reflejan necesariamente los puntos de vista del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, de su Junta Ejecutiva o de sus estados miembros.

Los comentarios publicados en Revista Humanum son responsabilidades de quienes los envían. Sin embargo, la Revista Humanum se reserva el derecho de no publicar comentarios que contengan: insultos, agresiones o difamaciones a personas o instituciones; promoción comercial de una empresa, producto o persona; virus, spam, encuestas, cadenas o similares; lenguaje obsceno, discriminatorio u ofensivo, y/o citas a materiales de terceros sin indicar la fuente. Revista Humanum quiere contribuir al debate sobre el desarrollo basándose en el respeto a las personas y sus ideas. Los invitamos a seguir comentando en Humanum tomando en cuenta este principio.