Educación en América Latina: ¿más equidad o desigualdad?

Publicado el 21 de agosto, 2012 | 3 comentarios | Archivado en : , , , , ,

Foto: PNUD

En América Latina y el Caribe se han registrado importantes avances en materia de expansión de la cobertura y del acceso educativo durante las últimas décadas. Pese a dicho logro, la región, no ha logrado transformar al sistema educativo en un mecanismo potente de igualación de oportunidades, en parte porque un factor estructurante de los resultados educativos tiene relación con el nivel socioeconómico y cultural de los hogares de origen. Los propios avances de las últimas décadas en materia de cobertura, acceso y progresión de los distintos ciclos educativos han llevado a la estratificación de aprendizajes y logros en los sistemas educativos. La mayor parte de las veces esta desigualdad se ve reflejada, además, en una marcada segmentación y estratificación de la calidad y eficiencia del propio sistema de oferta educativa.

La reproducción intergeneracional de las desigualdades ya no ocurre tanto porque unos acceden y otros no a la educación formal, sino porque acceden todos (o casi todos) pero de manera diferenciada según cuánto aprenden en el sistema y cuánto logran avanzar en él. La falta de equidad de los sistemas educativos de la región se refleja, por ejemplo, en las brechas que se generan en términos de aprendizajes. La información más reciente sobre resultados académicos de países de la región es la que ofrece el Programa Internacional de Evaluación de Estudiantes (PISA) de 2009, llevada a cabo por la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE). Esta medición evalúa la adquisición de competencias básicas en las áreas de comprensión lectora, ciencias y matemáticas para una muestra de estudiantes de 15 años. En 2009, participaron nueve países de la región en el examen: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México, Panamá, Perú, Trinidad y Tobago y Uruguay.

Las mediciones señalan que hay un alto porcentaje de la población estudiantil con rendimientos muy deficitarios en competencias básicas de la enseñanza. Además, la diferencia entre los resultados de los países latinoamericanos y el promedio de países desarrollados pertenecientes a la OCDE es muy significativa. En el gráfico se muestra la forma en que se distribuyen los resultados académicos de los estudiantes en lectura de acuerdo a su estatus socioeconómico y cultural.

La mayor parte de los estudiantes del primer y segundo cuartil socioeconómico y cultural de los países de la región alcanzan niveles de logro por debajo del nivel 2, es decir, no han desarrollado las competencias básicas para desempeñarse en el área. Los estudiantes que dominan el Nivel 2 son capaces de responder a ítems básicos de lectura, tales como ubicar información directa, realizar inferencias sencillas de distintos tipos, determinar lo que significa una parte bien definida de un texto y emplear cierto nivel de conocimientos externos para comprenderla.

 

América Latina y el Caribe (nueve países) y promedio OCDE: Distribución de los niveles de desempeño en lectura entre estudiantes de 15 años, según el índice de nivel socioeconómico y cultural 

Fuente: Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), sobre la base de procesamientos especiales de los microdatos de la prueba PISA 2009.

 

A pesar de que entre los países de la OCDE también existen desigualdades en materia de logros de aprendizajes entre los estudiantes de los distintos cuartiles, en todos estos, a diferencia de lo que ocurre en los países latinoamericanos, la gran mayoría de los estudiantes logra el nivel de competencia básico esperado (nivel 2 hacia arriba). El caso más dramático en términos de resultados generales y de niveles de desigualdad, entre los países latinoamericanos que participaron en esta medición, es el de Perú, donde 90% de los estudiantes del primer cuartil no logra la competencia lectora básica para desenvolverse como ciudadanos en el mundo actual.

Sin embargo, no todos son malas noticias. A excepción de Argentina, los países de América Latina que participaron en la medición de lectura de PISA 2000 y PISA 2009, mejoraron sus resultados en lectura. Chile y Perú fueron los que lo hicieron de manera más significativa (40 y 43 puntos respectivamente) en el mundo. Adicionalmente, en el caso de Chile, Perú, México y Brasil, sus mejores resultados en lectura se deben fundamentalmente a la reducción del porcentaje de estudiantes en los niveles deficitarios de aprendizaje. Es decir, a la disminución de brechas internas.

También Te Puede Interesar

Comentarios

Comentarios

3 Respuestas a “Educación en América Latina: ¿más equidad o desigualdad?”

  1. César Castro dice:

    En primer lugar se debe aclarar que cobertura no la famosa ampliación del número de cupos declarada por los Ministerios de educación. El nivel alcanzado, en A. Latina, se debe medir por el número de matriculados que terminan el nivel: primaria, secundaria, superior. Lo anterior está concomitante ligado a la calidad de la educación. La educación pública es de mala calidad, con excepciones,porque los docentes son personas formados en áreas que no corresponde a la materia, sin formación pedagógica o son recomendados políticos. En cuanto al material pedagógico, la escuela y el colegio público, carecen de él. Se suma a lo anterior la baja asistencia a clase; los estudiantes faltan por carecer de recursos para el transporte, no hay para el almuerzo o los padres les exigen aportar al ingreso familiar. Crear hábitos de lectura en estas condiciones es misión imposible, peor aún amor a las matemáticas.
    Los parámetros anteriores permiten establecer que hacer comparaciones de países latinos con los de la OCDE, conduce más a errores de percepción que a establecer la verdadera situación de la educación en estos países.
    Quizá si se aplicasen las pruebas PISA en colegios privados y con certificación internacional algo se podría comparar, con lo púbico es un error.

  2. Leo con mucha atención su escrito y en efecto, no hay una relación entre la ampliación de la cobertura y la capacidad de absorción de un sistema educativo con el tema de la calidad. No obstante, considero que es un grave error considerar que solo las escuelas privadas de América latina, se encuentran en condiciones de contender con las evaluaciones que nos comparan con otras naciones pertenecientes a la OECD: En México es un mito que en la actualidad poco se sostiene, la evaluación PISA revela que las diferencias de resultados entre las escuelas del sector público y privado son marginales. Asimismo, que incluso aquellas instituciones que gozan de un amplio prestigio educacional, no son ajenas a la alta reprobación y baja eficiencia terminal. En México existe un sistema de compensación muy amplio que se basa en diversos componentes en los que se destacan becas económicas y apoyo nutricional para estudiantes y sus familias. No obstante, no aportan nada a la elevación de la calidad ni han logrado incrementar significativamente la tasa de egreso o permanencia en la educación media superior, por ejemplo. El problema no reside en el método comparativo de la evaluación PISA, sino en los graves rezagos que no se atienden de manera integral y sostenida. En países donde se ha venido avanzando en u proceso de privatización de la educación, también han aparecido nuevas contradicciones que no logran superar los supuestos básicos, por el contrario, los agravan y profundizan. El Estado no debe renunciar a la provisión de la educación, y aun más, obligarse profundamente con ella, con la calidad y la equidad. Existen en nuestros países colegios públicos con los más altos estándares de calidad y excelencia, muy pocos del sector privado que forman élites, esa es su misión: No es nada en contra de la educación privada, es a favor de ampliar la visión y profundizar en el conocimiento de cada caso, cada país de América Latina tiene sus propias debilidades y fortalezas educativas. Ni las debilidades solo pertenecen al sector público ni las fortalezas son solo patrimonio de las escuelas privadas.

  3. rocio dice:

    Considero que para que haya avances educativos en México, se tienen que hacer cambios en todas las áreas, principalmente realizar programas de estudio a cada región, ya que las condiciones económicas de cada estado son notablemente diferentes, no se pueden comparar las entidades del norte de nuestro país con las del sur, donde existe extrema pobreza y los estudiantes tienen hambre, como podemos motivarlos a acudir a las instituciones educativas si lo más elemental no pueden satisfacer, realizar políticas públicas integrales para el desarrollo educativo de todos los niveles, capacitar a los profesores para que den una educación de calidad, lograr que los edificios educativos cuenten con la infraestructura y servicios necesarios, para atender a los estudiantes que acuden a recibir su instrucción educativa y realizar diferentes estrategias para motivar a los alumnos desde el nivel preescolar a adquirir el habito de la lectura.

Deja un comentario

El análisis y las conclusiones expresadas en este sitio son responsabilidad exclusiva de sus autores y no reflejan necesariamente los puntos de vista del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, de su Junta Ejecutiva o de sus estados miembros.

Los comentarios publicados en Revista Humanum son responsabilidades de quienes los envían. Sin embargo, la Revista Humanum se reserva el derecho de no publicar comentarios que contengan: insultos, agresiones o difamaciones a personas o instituciones; promoción comercial de una empresa, producto o persona; virus, spam, encuestas, cadenas o similares; lenguaje obsceno, discriminatorio u ofensivo, y/o citas a materiales de terceros sin indicar la fuente. Revista Humanum quiere contribuir al debate sobre el desarrollo basándose en el respeto a las personas y sus ideas. Los invitamos a seguir comentando en Humanum tomando en cuenta este principio.